Implantes dentales

 por qué considerar los implantes dentales

Perder uno o más dientes origina un espacio en su sonrisa, afecta su capacidad para masticar adecuadamente y puede modificar su alimentación y nutrición. Si bien estos son problemas serios, ¿sabía usted que la pérdida de dientes también provoca la pérdida ósea?

Terapia de implante dental

Cuando se pierde un diente, la mandíbula debajo de ese diente comienza a achicarse (o a atrofiarse) y se vuelve frágil por falta de ejercicio. La pérdida de un diente afecta su sonrisa y además cambia la forma de su rostro, lo que hace que se vea prematuramente envejecido.

beneficios de los implantes dentales

  • reemplazan los dientes perdidos
  • detienen la pérdida ósea
  • mantienen su apariencia juvenil
  • recuperan su sonrisa natural

 opciones para diente individual

Los implantes dentales pueden reemplazar los dientes individuales perdidos sin alterar los dientes sanos adyacentes. Una vez que se colocan los implantes dentales, se sujetan los postes (o pilares) que ofrecen apoyo para las coronas finales.

implantes dentales con corona

  • sonrisa atractiva
  • capacidad de masticación total
  • preservar la salud dental y mandibular
  • detener la pérdida ósea*

puentes y coronas tradicionales

  • sonrisa atractiva
  • necesidad de tallar dientes sanos
  • pérdida ósea debajo del puente
  • mayor riesgo de caries y fracasos dentarios

dientes perdidos sin tratar

  • sonrisa poco atractiva
  • pérdida de la capacidad de masticación
  • pérdida ósea acelerada

 opciones para dientes múltiples

Si se pierden todos los dientes superiores o inferiores, se pueden utilizar los implantes dentales múltiples para dar soporte a la dentadura. Debido a la pérdida ósea, las dentaduras tradicionales pueden aflojarse y volverse inestables con el tiempo. Las dentaduras implanto-soportadas detienen la pérdida ósea para que las dentaduras se mantengan estables en su boca.

dentaduras implanto-soportadas

  • capacidad de masticación total
  • permiten una dieta saludable
  • permanecen estables en su boca
  • detienen la pérdida ósea

 

 

 

dentaduras tradicionales

  • pérdida de la capacidad de masticación
  • dificultan una dieta saludable
  • se vuelven flojas e inestables con el tiempo
  • pérdida ósea acelerada